Il nostro progetto per EXPO 2015 - Liberi Di Scegliere

Vai ai contenuti


PROYECTO:
FABULA - VERDAD


Fábulas de arroz
un libro, un dibujo animado
basado en una idea
de Giuseppe Ferraris
y LIBERI DI SCEGLIERE ONLUS
(LIBRES DE ELEGIR Asociación sin fines de lucro)





TRAILER CARTOON
SPANISH VERSION
Storia del chicco Lino

C'era una volta un chicco di riso addormentato.
Il chicco si chiamava Lino e dormiva in compagnia di tanti piccoli fratellini, dentro un sacco di iuta,nel magazzino di una grande cascina.
Un bel giorno la porta del magazzino si spalanco' e nello stanzone apparve la figura di un giovane e robusto contadino.
Il letargo era finito..............




Story of Lino the rice grain

Once upon a time a grain of rice was asleep.
The grain was called Lino. He was sleeping together with his many little brothers in a jute bag in the warehouse of a large farm. One fine day the warehouse door opened wide and the figure of a young stout farmer appeared in the large room.
The long winter sleep was over...............
La historia del grano Lino

Había una vez un grano de arroz durmiente.
El grano se llamaba Lino y dormía junto a sus hermanitos, adentro de una bolsa de yute, en el galpón de una hacienda agrícola. Un día, la puerta del galpón se abrió de par en par y apareció Beppe, un agricultor joven y robusto.
El letargo había terminado...................




История зёрнышка Лино

Это случилось давным давно.
На зернохранилище одной большой фермы, в большом джутовом мешке, в компании многочисленных родственников,спало рисовое зёрнышко по имени Лино. В один прекрасный день дверь в рисовое хранилище открылась, и туда вошёл молодой и сильный фермер.
Спячка закончилась……………………
 
 
Recetario
Tiempo de preparación: 18 meses aprox.
 
  • Tomen algunos territorios  especializados en la  producción de arroz: Vercelli, Novara y Pavia, por ejemplo.
  • Busquen y encuentren a un escritor de su agrado y encárguenle un par de cuentos que hablen del arroz, resaltando su ciclo productivo y su calidad nutritiva como alimento.
  • Ahora seleccionen los colores.
  • Elijan a alguien, tal vez una chica, que sepa dibujar con los ojos de un niño.
  • Tomen las historias frescas de tinta y déjenlas elaborar al menos un par de meses.
  • Mientras tanto, llenen el tanque al automóvil  y dedíquense a la búsqueda.
  • Tienen que conseguir los ingredientes necesarios: socios, patrocinadores y colaboradores de todas las medidas.
  • ¿Los han encontrado?
  • ¡Bien! Entonces pueden volver a sus casas.
  • A este punto, conviene hacer una reflexión.
  • Si piensan que la versión italiana, sola, no pueda satisfacer la curiosidad de muchos niños en el mundo....ha llegado el momento de agregar un poco de leña al fuego, entonces...
  • Hagan traducir los textos de las fábulas en otros idiomas, como  inglés, ruso y  español...llevará un poco de tiempo.
  • ¿Listo?
  • Ahora llamen a un experto de animación, para dar vida a las imágenes y a las voces.
  • Agreguen la obra de un buen músico.
  • Amasen  todo con el canto y la interpretación (mejor dos voces: una de hombre y otra de niña)
  • Embellezcan el trabajo del doblaje con personas de lengua-madre, la pronunciación es muy importante.
  • Recojan el trabajo multimedial y llévenlo a su editor.
  • Esperen un mes y después desenvuelvan el paquete.
  • ¡Perfecto!  Listo para la Expo.
 
P.D. El recetario de Ginestrone cuenta en realidad, el gran trabajo de la asociación LIBERI DI SCEGLIERE O.N.L.U.S. en construir un producto que consideramos útil, al menos bajo tres aspectos: como fruto didáctico de un producto multimedial, como iniciativa didáctica-formativa del arroz como alimento y por ultimo, como recurso económico para ayudar a los niños y a los adolescentes menos afortunados, que son sostenidos por la misma asociación.Al Querido Adriano Greppi, presidente de la asociación LIBERI DI SCEGLIERE O.N.L.U.S., a todos los socios que han creído en nosotros y a todos aquellos que han colaborado en la realización del proyecto, extiendo mi más sincero y profundo agradecimiento.
 
 
 
                                                                                                                                 Giuseppe Ferraris
Torna ai contenuti